Buscador web


Paraula:


Destacats







Notícies

LA SOLIDARITAT COMENÇA DES DELS MÉS MENUTS

14 de Gener de 2016

Quan s’acabava el primer trimestre i s’acostava el Nadal, els pares i mares dels alumnes de 2n A de Primària s’ajuntaren per tal de recollir diners per a fer un regal a la tutora dels seus fills i filles, la mestra Rosa Femenía. No sabien que regalar-li i, aleshores, decidiren preguntar-li directament a la mestra; Rosa els contestà de seguida: “Jo no necessite res. El millor que podeu fer és pensar en algú que ho necessite aquest Nadal i li ho donem”. Al principi les famílies es sorprengueren però, de seguida, pensaren en què fer i, finalment, decidirem fer una donació de 126 euros a la Campanya que organitza Radio Gandia Ser en favor del Preventori Nostra Senyora de l’Empar del Real de Gandia i el Centre d’Acollida Sant Francesc d’Assís de Palma de Gandia. Els xiquets i xiquetes quan s’assabantaren s’alegraren molt i més encara quan els convidaren a participar en el programa de Radio Gandia Ser per tal d’explicar com la solidaritat comença des dels més menuts. A continuació, els deixem el vídeo que mostra aquest moment.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.  Video


Compartir en xarxes socials:




Galeria d'imatges associada:


Calendari del Mes


Febrer 2017

LMMJVSD
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728     

El temps en Gandia

Nº Visites: 2826369

L'Any amb Calassanç

"1. Me ha dolido mucho la muerte repentina de nuestro querido Antonio Dolcevita:, no dejo de pedir por su alma, que espero se haya salvado ya que desde hace bastante tiempo se había entregado a ejercicios espirituales, tenía muchas devociones, y se confesaba y comulgaba con frecuencia, de forma que tengo una opinión positiva de su salvación (Al H. Morandi, Roma, 589-1627). 2. Avíseme cómo se encuentra el P. Castilla, porque se deja llevar demasiado de la caridad al prójimo y temo que sea con peligro de su salud (ídem). 3. Debemos recibir de la mano del Señor cuanto viene, y nuestros enfermos fallan en esto, que no saben recibir de la mano de Dios la enfermedad por sus pecados (Al P. Graziani, Roma, 590-1627). 4. Debe procurar que los súbditos no vean jamás que el Superior impone algún castigo con ánimo de vengarse, sino que deben ver que los castigos proceden de amor paterno y que merecerían mayores:, cuando luego en particular se les muestra el error y se les recomienda la enmienda, sería muy obstinado quien no se rindiera al amor del Superior. Pese a todo no se acostumbre a ser rápido en los castigos pues en vez de provecho hacen mayor daño (Al P. Cipolletta, Nursia, 1332-1630). 5. En cuanto a la confesión podrá indicar a esos señores que quien posee talento para atender a los muchachos, que es nuestro Instituto, no debe entregarse a cosas que pueden distraerlo y en Nursia no faltan óptimos religiosos que puedan suplir este asunto. Esté atento, pues el enemigo so capa de bien suele impedir mayor bien y es difícil conocer semejantes tentaciones (ídem). 6. Oigo que algunos están intentando hacer representaciones (teatrales). Esto, aunque parece algo bueno, téngalo por tentación, pues los alumnos, divertidos en esas cosas que dan gusto a los sentidos, se desvían del estudio, que es de mayor provecho. Así, pues, sea su intención hacerles aprender ante todo el temor de Dios y al mismo tiempo las letras y para que los seglares vean alguna cosa, cada 15 días o una vez al mes, hagan recitar un sermoncito en la misa, a la hora que hay más gente, y las representaciones déjenlas para otra ocasión, pues cuando sea el momento oportuno le avisaré (Al P. Bianchi, 2509-1636). 7. Es bueno que se ejerciten un poco en la virtud de la humildad y de la santa observancia, y ahora apenas se encuentra sacerdote que quiera tener escuela, siendo los sacerdotes más a propósito que los clérigos y hermanos para educar bien a los alumnos (Al P. Fedele, Nápoles, 2811-1638). 8. En cuanto a recibir alumnos pobres, V.R. obra santamente al admitir a todos los que llegan, ya que para ellos se ha fundado el Instituto, y lo que se hace por ellos se hace por Cristo bendito, y no se dice lo mismo de los ricos (Al P. Romani, Florencia, 2812-1638)."

Destacats