Buscador web


Paraula:


Destacats







Notícies

EN DOS MINUTS EL COL·LEGI DE PRIMÀRIA DESALLOTJAT


22 d'Octubre de 2013

Seguint les indicacions del Pla d’Emergències i Evacuació del centre, el passat 21 d’octubre se celebrà un simulacre d’evacuació en Primària. El supòsit era el següent: el conserge, sr. José Torres, rep una trucada telefònica d’una amenaça de bomba i, aleshores, activa el protocol d’avis d’emergència: el timbre sona de manera continuada durant 30 segons i, immediatament, la cap d’Emergències, sra. Rosalía Ferrairó, organitza l’evacuació. En dos minuts i de manera ordenada, els alumnes desallotjaren les aules i se situaren en el pati. Enhorabona a tots i a totes per la seua col•laboració.


Compartir en xarxes socials:




Galeria d'imatges associada:


Calendari del Mes


El temps en Gandia

Nº Visites: 2546315

L'Any amb Calassanç

"1. Mandará de mi parte que todos los Hermanos, tanto clérigos como operarios, hablen de rodillas no sólo al Superior sino también a los otros sacerdotes (Al P. Costantini, Nursia, 742-1627). 2. A mí me gustaría la del Rossolini (la casa) por estar más alejada de donde hay mujeres (Al P. Castilla, Frascati, 743-1627). 3. Deseo que aprenda en el menor tiempo posible las matemáticas y la escritura porque con el beneplácito común tengo intención de introducir las escuelas en Venecia (Al P. Morelli, Florencia, 1925-1632). 4. Si bien dice V.R. que tiene pocos sujetos, tendría que tratarlos de tal manera que quienes tienen talento para realizar dos oficios no los ocupara sólo en uno, porque así es como se debe obrar en la necesidad:, hay gran diferencia en el gobierno de una casa si se sabe encargar los oficios según el talento de cada uno, cosa que se tendría que hacer en todas las casas, sobre todo si los Superiores tuvieran el celo que deben tener los nuestros (Al P. Fedele, Nápoles, 2983-1638). 5. Vuestra Caridad hizo un acto de gran perfección y humildad al renunciar al título de clérigo y por tanto de sacerdote:, si Vuestra Caridad hubiese sabido conservar semejante acto hasta el final de su vida, hubiese conseguido un premio muy grande en el Paraíso, pero ahora que se arrepiente de haber hecho un acto de tanta perfección, tentado del enemigo no cesa de importunar en deshacer ese acto (Al P. Martorelli, Nápoles, 4069-1642)."

Destacats